Vicerrectoria de calidad | Sistema de Aseguramiento de Calidad
22266
page,page-id-22266,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_responsive
 

Sistema de Aseguramiento de Calidad

Modelo de autoevaluación

 

La autoevaluación consiste en una mirada crítica de auto estudio o revisión interna que hace la institución para verificar su grado de calidad, de acuerdo con su misión y proyecto educativo, a partir de los lineamientos de autoevaluación que contemple los factores, las características y variables propuestos por el Consejo Nacional de Acreditación (CNA). Mediante este proceso se identifican las fortalezas y debilidades con el fin de proponer y poner en marcha planes de mejoramiento.

 

Esta capacidad de la institución para introducir correctivos, de traducirlos en planes de mejoramiento y de ajustar todos sus componentes para que haya coherencia y consistencia en su quehacer, es lo que se denomina la autorregulación, o sea la capacidad de la institución de proceder autónomamente en procura de la excelencia, dándose sus propias reglas, orientaciones, transformaciones y correcciones. La autoevaluación se convierte, una vez cumplidas las condiciones iniciales como ha sido en la UMB, en la primera etapa para la acreditación de alta calidad, pero también, es el mecanismo idóneo para avanzar en el mejoramiento interno de la calidad académica. Esta última razón es la que lleva a la universidad a desarrollar el proceso, de manera simultánea, en todos los Programas académicos que ofrece en la actualidad.

 

CULTURA DE LA AUTOEVALUCIÓN

El Modelo Institucional actúa como lineamiento general para el desarrollo de una cultura de la Autoevaluación.

Se fundamenta en:

  • Marco Conceptual
  • Actividad Investigativa
  • Procedimiento Metodológico

Propósito

Facilitar la retroalimentación y autorregulación permanente, para impulsar la renovación y el cambio en los sistemas académicos y administrativos de la universidad en el marco del aseguramiento de la calidad.

FASES DEL PROCESO DE AUTOEVALUACIÓN

Para llevar adelante el proceso de autoevaluación de los programas de la UMB, se definen las siguientes fases:

 

Fase I – Sensibilización

 

  • Decisión institucional sobre el desarrollo y aplicación del proceso.
  • Proceso de capacitación a la comunidad académica.
  • Socialización del proceso y modelo institucional.
  • Inscripción de programas ante el CNA.
  • Preparación de visita de verificación de condiciones iniciales.

 

Fase II – Organización y definición de aspectos a evaluar.

 

  • Organización de equipos de trabajo y sensibilización del proceso.
  • Definición y ponderación de factores, características y variables de acuerdo a la complejidad institucional.
  • Identificación y determinación de fuentes internas y externas.
  • Diseño de instrumentos y métodos para la recolección de información.
  • Validación interna y externa de instrumentos.
  • Organización de bases de datos para el procesamiento de la información.

 

Fase III – Recolección y Análisis de la información

 

  • Aplicación de instrumentos.
  • Realización de encuentros con estudiantes, docentes y egresados.
  • Sistematización de la información.
  • Análisis de información.
  • Organización de anexos correspondientes a cada factor.

 

Fase IV – Elaboración de informes.

 

  • Elaboración y presentación del informe preliminar ante el Comité de Programa, Consejo de Facultad y Comité de Acreditación.
  • Realización de ajustes.
  • Presentación del informe final de autoevaluación al Comité Central de Acreditación y al Consejo Académico.
  • Socialización del informe final.

 

Fase V – Evaluación y Seguimiento

 

  • Formulación y presentación del plan de mejoramiento previsto por el programa.
  • Envío del informe final al CNA.
  • Ajustes del plan de mejoramiento.
  • Ejecución y seguimiento al cumplimiento de los planes de mejoramiento en cada programa académico.

RESULTADOS

VALORACIÓN DE RESULTADOS

PONDERACIÓN